24 junio, 2024

Cuarto Libro: El Lector de Bernhard Schlink

Cuarto Libro: El Lector de Bernhard Schlink

Por Hernán Lasque

“El lector” es una novela del escritor alemán Bernhard Schlink. Un relato narrado en primera persona, que crea una historia singular en plena Posguerra de la Segunda guerra mundial.

Michael, un adolescente de quince años, padece un ataque producto de su enfermedad, en plena calle. Se descompone y es asistido por una mujer. La mujer se llama Hanna y es mayor que él. Pasado un tiempo de aquel primer episodio, él decide buscarla, agradecerle, presentarse bien. Ella lo recibe en su casa, y luego de esa primera visita él ya no puede dejar de pensar en ella. Se enamora. Vuelve a presentarse una semana después. No sabe ni con qué excusa. Ella lo nota, lo sabe. Empiezan a conocerse. Ella le pide que le lea cosas que a él le gustan. Él lee en voz alta, nunca hubiera imaginado que ella, ni que nadie en general, disfrutara de esa manera escuchar leer. Hanna entraba en suspensión, en éxtasis. Le pediría que no dejara de hacerlo, de leerle, que no la dejara. Empiezan así una relación sostenida entre encuentros sexuales y lectura: él se inicia en el sexo, ella en la escucha de las lecturas, que es un modo de leer. Michael leía pasajes de libros, novelas completas. El vínculo se mantiene con esa condición: él debe leerle fragmentos de obras literarias antes de cada encuentro amoroso. Hanna muestra reserva respecto de su vida, incluso es distante con él, no lo trata nada bien, aveces incluso con violencia. Michael, enamorado, obsesionado, rompe lazos sociales y de familia, todo desaparece y no existe nadie más que Hanna por esos días. Así transcurren meses, hasta que una tarde él deja de verla. Desaparece sin dejar rastros. Nadie que sepa de ella. Nadie a quién él poder preguntarle tampoco.

Años más tarde se vuelven a encontrar y ese reencuentro será totalmente inesperado para ambos. Hanna está sentada en un banquillo de acusadas junto a otras mujeres nazis. Se les acusa de haber promovido el incendio de una Iglesia de un pueblo con gente dentro, obstruyendo que las puertas se abrieran. Las acusadas lo niegan y aducen recibir y responder a ordenes de superiores (nazis). Michael forma parte de la justicia, es juez. De alguna manera, anteriores conductas caprichosas, secretas de Hanna, cobran sentido. En este punto de la trama la novela da un giro sorprendente que hacen que afloren las incógnitas que han rodeado la vida de Michael, las miserias, las culpas, las vergüenzas y tabúes.

Esta no es una novela cualquiera sobre temáticas tan visitadas, está escrita con un estilo llano, literario, una prosa narrativa que se desliza como una lente que registra o construye los personajes. La abyección de Hanna y su ternura, son una delicia en la novela.

El final no se adelanta, pero digamos que los giros continúan y el porqué del encantamiento y el trance que la lectura en voz alta provoca en ella, también nos hes develado. Un final atroz, como la vida de Hanna, tan contradictoria, tan humana.

Sobre el autor: Bernhard Schlink es un escritor y jurista alemán. En 1998 fue nombrado juez en la corte constitucional del estado federal de Renania del Norte-Westfalia. Es profesor de historia de la ley en Universidad Humboldt, Berlín, desde enero de 2006. “El Lector” fue llevada al cine por el Director Stephen Daldry, en 2008.

Promoción de la lectura. Sección “Cuarto Libro”

Skip to content